El autobús de Barcelona al aeropuerto

En el marco de la preparación de la ciudad de Barcelona para acoger la avalancha de visitantes que se esperaba para los Juegos Olímpicos de 1992, la Entidad Metropolitana del Transporte (EMT) convocó a concurso público la concesión de la línea de la Aerobús, que conecta el aeropuerto del Prat y el centro de Barcelona. Transports Ciutat Comtal ganó el concurso y el 10 de diciembre de 1991 el nuevo servicio comenzó a operar. 

La nueva línea fue la primera en todo el Estado español a estrenar autobuses de piso bajo accesibles a personas de movilidad reducida. A mediados de los noventa, la Generalitat de Cataluña aplicó una nueva directriz, el Código de accesibilidad, según el cual todo el material móvil nuevo debía ser adaptado para personas de movilidad reducida. Los autobuses altos con peldaños se dejaron de comprar y se fueron arrinconando, mientras que los de piso bajo fueron los modelos que se acabaron implantando a partir de ese momento en adelante. 

La flota inicial del Aerobús era de nueve vehículos de la marca alemana Neoplan N 4014 NF. Estaban equipados con aire acondicionado, calefacción, hilo musical, un departamento para guardar los equipajes y una rampa especial para facilitar el acceso a personas usuarias de sillas de ruedas. Su coste fue de veintidós cuatro millones de pesetas, gracias a que el marco alemán en aquellos momentos costaba 62 pesetas y, además, el Imserso subvencionó el 75% de la diferencia de precio entre un autobús de piso bajo y uno de estándar. Esta subvención supuso nada menos que seis millones de las antiguas pesetas por vehículo. 

En julio de 1997 entraron en servicio seis nuevos autobuses Neoplan N 3016 Regioliner y la primera serie de autobuses fue desapareciendo gradualmente para integrarse en otros servicios de la empresa Transports Ciutat Comtal. 

Nuevamente, a raíz del crecimiento gradual de viajeros, en julio de 2001 se renovó la flota y entraron en funcionamiento ocho autobuses Neoplan N-4420 Centroliner, con la peculiaridad de que eran los primeros vehículos de quince metros en una línea de autobús de la ciudad de Barcelona. En agosto de 2004 entró en servicio un autobús Setra S 319 NF, de quince metros de largo, el primero de una serie de quince, que acabarían de incorporar en octubre de 2006. La flota del Aerobús desde su primer momento ha sido líder y los vehículos adquiridos siempre se han anticipado a los que vendrían posteriormente.

 El 20 de julio de 2006 se prorrogó la concesión del servicio hasta diciembre de 2009. Desde el 17 de junio de 2009, fecha en que se inauguró la terminal 1 del aeropuerto, hasta hoy, el operador de la Aerobús en las dos terminales T1 y T2 es la Sociedad Servicios Generales de Movilidad y Transpor (SGMT) fruto de una alianza entre TUSGSAL y TCC con participaciones accionariales del 51% y 49%, respectivamente. 

Todos los vehículos del Aerobús están adaptados para personas con movilidad reducida, tienen un espacio amplio reservado a los equipajes y todas las comodidades de un buen servicio de transporte público. Dan un servicio emblemático, el aeropuerto hasta el centro de la ciudad, envidiado por su calidad y por la captación respecto de viajeros de todo el mundo.

En la actualidad, el servicio del Aerobús que conecta cada cinco minutos las dos terminales T1 y T2 del aeropuerto con el centro de Barcelona está operado por la Sociedad Servicios Generales de Movilidad y Transpor (SGMT), fruto de una alianza entre las empresas TUSGSAL y TCC. 

El Aerobús tiene una flota de 30 autobuses, que recorren más de 4 millones de kilómetros, y 4.500.000 viajeros. Su plantilla es de 130 personas.

Movento - Nuestros Servicios
Moventis - Nuestros Servicios